Los enanos

Inspiradores de innumerables cuentos, fábulas y narraciones, los enanos son parte del arsenal de la mitología nórdica y escandinava. En los últimos años, los enanos han ocupado un lugar destacado de la literatura fantástica y de las mega producciones de Hollywood. Esto se lo debemos a las maravillosas obras del escritos J. R. R. Tolkien, quien los retrató de manera majestuosa en El Hobbit y el Señor de los Anillos. Pero, cómo pasar por alto el célebre cuento Blancanieves y los Siete Enanitos. Así es que estos personajes míticos se han hecho acreedores de una reputación propia y en esta ocasión vamos a conocerlos más profundamente.

los enanos, mitología, qué son, habilidades, características

El mundo de los enanos

Los enanos hacen su aparición en la mitología nórdica. Estos seres eran asociados a todo lo subterráneo, las rocas, las entrañas de la tierra, la magia y la tecnología. Quienes se han dedicado a profundizar en las tradiciones nórdicas sostienen que los enanos eran seres dotados de magia, pero sus tamaños eran iguales a los de los humanos corrientes.

Fue recién a partir del siglo XIII que se kis comenzó a definir como seres pequeños, posiblemente esto tenga que ver con el hecho que el vocablo enano, en lengua romance – nanus – significa pequeño en su especie.

Poseían una fisonomía particular. Eran de baja estatura, pero sumamente robustos, dotados de gran fuerza. Se destacan sus mejillas rosadas en una piel bronceada, posiblemente por las horas que pasaban frente al fuego, forjando el metal.

A pesar de su carácter osco y su malhumor, eran seres serviciales. Se dice que tenían la habilidad de fabricar armas y herramientas dotadas de magia, por eso eran los proveedores de los dioses.

Por vivir en el interior de las montañas, los enanos no podían producir su propio sustento. Para alimentarse, ellos debían entablar relaciones comerciales con los elfos y con los humanos, de quienes obtenían telas, y alimentos a cambio de herramientas y joyas forjados por ellos mismos.

Eran seres mortales pero debido a su constitución física podían llegara vivir hasta 250 años.

El Silmarillón es una obra inacabada de Tolkien. Fue su hijo Cristopher quien se encargó de darle forma definitiva a este relato. En él, Tolkien aborda una descripción más detallada del mundo de los enanos, recuperando numerosas leyendas provenientes de la mitología de origen.

¿Y las enanas?

Si uno observa con detenimientos las distintas obras consagradas a estos personajes mitológicos, llama la atención que nunca aparece un personaje femenino. Esto ha abonado la hipótesis que eran seres asexuados y no existía la reproducción entre macho y hembra. La mitología hace referencia a que los enanos nacían de las piedras.

enanos

En la obra de Tolkien, el escritor hace referencia a que las enanas eran de aspecto muy similar a los enanos, hasta poseían barba, por eso era muy difícil de distinguir el sexo de unos y otros. De hecho, en sus obras, el autor sólo menciona a una enana, Dis.

Las habilidades de los enanos

Pasaban su vida en el interior de la tierra, donde dedicaban las horas a labores vinculadas con la herrería y los minerales. En las entrañas de la tierra estaban a salvo de conjuros y de hechizos, de esta manera evitaban revelar sus secretos que les permitía construir artefactos mágicos.

De las manos laboriosas de los enanos, nacieron el martillo de Thor, la lanza de Odín y el collar de Freyja.

Los enanos de Blancanieves

El origen de este cuento popular se pierde a través de los años, pero fueron los hermanos Grimm quienes lo hicieron mundialmente famoso. En esta historia, el personaje de Blancanieves, luego de huir de los intentos asesinos de su madrastra, termina siendo asistida por siete enanitos que le dan refugio y comida.

Para algunos historiadores, estos personajes están inspirados en aquellas viejas leyendas nórdicas. Vivian en el bosque, pero pasaban la mayor parte de su vida trabajando como mineros. Cada uno de ellos representaba distintas facetas de la personalidad humana. Había un enano que oficiaba de líder del grupo, había un gruñón, uno de personalidad muy alegre y así, sucesivamente, iban siendo representados los distintos sentimientos humanos.

Otros, consideran que la referencia a los enanos, en este cuento de los hermanos Grimm, es inexacta, ya que se trataría de niños malnutridos que se veían obligados a trabajar en las minas de carbón, vestían ropas harapientas y vivían en chozas en medio del bosque.

Pero si analizamos los aspectos fisonómicos que presentaban los amigos y protectores de Blancanieves, con el que fue ilustrado el cuento, veremos que guardan mucha semejanza con los enanos de la mitología nórdica.

A través de numerosos autores, los enanos han sido inmortalizados en muchos relatos que, en la actualidad, nos acercan a estos personajes mitológicos.

Quizás te interese

Comparte este artículo

No comment Add yours.


Add your comment

Your email address will not be published.

Acepto Política de Privacidad