El gnomo

Cuando Harry Potter y su protector, Hagrid, llegaron al callejón Diagon, el joven aprendiz de mago, no salía de su sorpresa. Pero más grande fue ésta, cuando tuvo que ir al único banco que poseían los magos: Gringotts. Allí pudo ver que el banco estaba manejado por seres pequeños y de aspecto poco amigable. Eran los gnomos. Aunque en algunas traducciones de la obra de Harry Potter, se usa la figura del duende y no la del gnomo. Existen diferencias sutiles entre ambos personajes fantásticos. Se dice que el gnomo es más viejo y más sabio que el duende.

gnomo

Así como en la célebre saga de la escritora británica J. K. Rowling, el gnomo es un personaje fantástico que aparece retratado en numerosas leyendas, fábulas, cuentos e historias mitológicas. Se cree que su origen se ubica en las mitologías nórdica y escandinava.

Pero… ¿Qué son los gnomos?

Lo primero que debemos decir es que un gnomo es un personaje fantástico, es decir que no tiene una existencia real. Muchos de ellos cumplen deberes mágicos, como proteger tesoros, ser mineros de yacimientos de diamantes y producir polvo de hadas.

Un gnomo es de muy baja estatura – entre 10 y 30 cm – posee orejas puntiagudas y una mirada feroz, que se vuelve aún más estremecedora al ver sus bocas donde abundan dientes afilados y con filosas puntas. Viven en las entrañas de la tierra, pues son los guardianes de todos los secretos y, tal vez sea por ello, que existen diversas clases de gnomos.

El gnomo del bosque es el más con conocido y común de estos personajes. Ayudan a todos los animales que habitan en el bosque y son fácilmente reconocibles por su vestimenta, que consiste en una túnica azul hasta las rodillas, un pantalón rojo o azul y un gorro alto y puntiagudo.

El gnomo

El gnomo siberiano, se caracteriza por usar mucha ropa de abrigo, ser más alto que el resto de los gnomos y poseer un malhumor permanente.

El gnomo de la selva. Es el más pequeño de todos los gnomos, debido al calor de las regiones donde habita, siempre está semidesnudo, porta un arco y flechas con los que captura ls frutas de las cuales se alimenta.

La mitología que da vida a los gnomos, también asegura la existencia de un gnomo de las casas, que vive en los sótanos y cuando todos los habitantes del hogar duermen, el gnomo repara todos aquellos desperfectos y artefactos rotos. El gnomo del jardín posee una figura similar al del bosque y su misión es ayudar a que todos los jardines se vean hermosos y las plantas crezcan saludables. De allí la tradición de poner figuras de yeso, representando a gnomos, en los jardines.

Los gnomos y la filosofía

El reconocido alquimista Paracelso fue uno de los primeros en hablar, en sus tratados, de los gnomos, duendes y elfos, como personajes fantásticos pero que eran realmente existentes. Luego vendrán los partidarios del pensamiento filosófico de René Descartes, llamados cartesianos, sostenían que los gnomos encajaban perfectamente en sistema de este filósofo. Es por eso que sostenían que, en cada planta, en cada flor y en cada árbol vivía un gnomo y cuando este abandonaba esa morada, la planta o el árbol, moría.

El gnomo, qué es, características, tipos Mitos y leyendas

Los gnomos en el pensamiento de los cabalistas

Los cabalistas representan una corriente de pensamiento y una disciplina que basa sus doctrinas en una visión esotérica del judaísmo. Para ellos la cábala era un pozo donde se fueron acumulando todas las tradiciones judías, anteriores al nacimiento de Cristo. Esta forma de pensamiento tuvo su origen durante el Renacimiento, en los siglos XII y XIII.

Los cabalistas también reconocen la existencia del gnomo. Según sus tradiciones, Dios le entregó el imperio del fuego a la salamandra, el del aire a los silfos, el imperio del agua a las ondinas y el del interior de la tierra a los gnomos. Es por eso que estos seres mágicos no podían ser vistos, pero eran ellos quienes tenían a su cargo el cuidado de las minas de oro, de plata y de diamantes.

Pese a su aspecto hostil y su carácter malhumorado, la magia de los gnomos ha estado siempre al servicio de los humanos, son seres amigables y siempre están dispuestos a ayudar. Por eso, a lo largo de los siglos, el imaginario popular ha hecho del gnomo y su magia, un aliado. Es por ello que hasta el día de hoy podemos ver los jardines de muchos hogares que se encuentran adornados con figuras de gnomos y su misión es la de ayudar a que las plantas y las flores crezcan sanas y bellas. También en la decoración interior de las viviendas, es posible ver imágenes de gnomos y duendes que actúan como protectores y ayudan a que las energías de la casa sean positivas y saludables.

 

Quizás te interese

Comparte este artículo

No comment Add yours.


Add your comment

Your email address will not be published.

Acepto Política de Privacidad