Ganimedes

Ganimedes era héroe caracterizado por su asombrosa belleza. Hijo de Tros, este personaje de la mitología griega era troyano, por lo que se pude deducir su pertenencia los relatos pre helénicos. A pesar de ser originario de la mítica Troya, se ganó un importante lugar en el Olimpo, junto a Zeus, quien se enamoró de su belleza. Su nombre hace referencia la hermosura del joven héroe, ya que un análisis de la etimología del mismo nos da un significado particular: “regocijándose de su virilidad”.

Ganimedes

El origen de Ganimedes

Los diversos relatos lo ubican como hijo de Tros, pero otras versiones dicen que su padre fue Laomedonte, quien sería rey de Troya y, también, padre de Príamo que lo sucedería en el trono.

Siendo joven, Ganimedes se encontraba en el Monte Ida, en la isla de Frigia que en la actualidad pertenece a Turquía. Allí los jóvenes héroes iban durante su juventud en una suerte de “retiro espiritual” donde desarrollaban labores de cuidado de rebaños y todas aquellas actividades vinculadas con los aspectos rústicos de la vida.

Fue Zeus, que, al pasar por el Monte Ida, vio al héroe troyano y se enamoró perdidamente de su belleza. El principal dios del Olimpo, decidió que quería al hermoso joven junto a él. Convertido en águila, los relatos cuentan que Zeus le secuestró y los llevó a su residencia para convertirlo en su amante.

Ganimedes, amante y copero

Cuando Zeus le llevó al Olimpo, su belleza causó admiración entre el resto de los dioses, salvo en Hera – esposa de Zeus – que lo trató con frialdad y con cierto rencor. Es probable que en este desprecio de Hera por Ganimedes se encuentre la justificación del odio de la diosa por los troyanos.

A pesar de los celos de su esposa, Zeus estaba dispuesto a conservar a su amante y convertirlo en copero. Este era un puesto muy apreciado en el Olimpo. Los coperos tenían a su cargo la tarea de servir a los dioses y proveerles néctar y ambrosía. Antes, ese lugar era ocupado Hebe, hija de Zeus y de Hera. Otro motivo para que la esposa de Zeus viera con malos ojos a Ganimedes, a pesar que el alejamiento de Hebe de la función de copera, se debió a que contrajo matrimonio con Hércules, con quien formó una familia.

En cierta ocasión, Zeus, sabiendo e la preocupación del padre de Ganimedes por su hijo, envió a Hermes con 2 veloces caballos para informarle que su hijo se encontraba bien, que había sido convertido en inmortal y que ocupada el destacado lugar de copero de los dioses.

Zeus, demostró su amor por Ganimedes, elevándolo a los cielos.

Es así que la figura de Ganimedes quedó como la representación del joven idealmente bello y del amor homosexual.

Ganimedes en la astronomía

Fue a instancias de Johannes Kepler que uno de los más importantes satélites de Júpiter recibiera el nombre de Ganimedes. En la elección del nombre, se puede observar cómo se combinan la mitología griega con la romana, ya que Júpiter era el equivalente a Zeus en los relatos romanos. Y dado que Júpiter había secuestrado a Ganimedes, Kepler, tomando este relato sugirió el nombre del joven héroe troyano para denominar a uno de los satélites del planeta.

La comunidad astronómica se mantuvo reacia durante muchos años a adoptar los nombres propuestos por Kepler para los satélites.

Ganimedes en el arte

El relato mitológico de Ganimedes y su relación con Zeus tuvo un impacto muy fuerte sobre las artes. En el arte antiguo, representado en vasijas, esculturas y murales, es común observar la escena de Zeus – convertido en águila – intentando secuestrar al joven troyano.

Durante el período renacentista, se destaca la obra de Shakespeare llamada “Como gustéis”, una comedia de enredos donde uno de los personajes – Rosalinda – se disfraza de varón, haciéndose llamar Ganimedes.

En el siglo XIX, el célebre compositor Franz Schubert musicalizó un poema de Goethe llamado Ganymed.

En 1993 la fábrica de cervezas Budweiser lanzó una edición limitada de la imagen del águila secuestrando a Ganimedes, recordando de esta manera una campaña publicitaria de la misma firma que, a principios del siglo XX, hacía referencia al retorno de Ganimedes al Olimpo para cumplir el rol del copero, pero en este caso proveyendo a los dioses de cerveza.

Quizás te interese

Comparte este artículo

No comment Add yours.


Add your comment

Your email address will not be published.

Acepto Política de Privacidad