Anubis

Para la mitología egipcia, el culto a la muerte y a la vida después de ésta, jugaba un rol trascendental. Una prueba de ello, fue el proceso de momificación que se les brindaba a los muertos, preparándolos para una nueva vida. Como no podía ser de otra manera, en el Antiguo Egipto, el dios que representaba a la muerte tenía una importancia destacada en los relatos. Este dios era Anubis, conocido también como “Señor de las necrópolis” o “Señor de Tierra Sagrada”. Anubis era el patrono de los embalsamadores, guiaba su labor para que el tránsito a la Duat, de los muertos sea apacible.

Anubis

Los orígenes de Anubis

Durante los primeros relatos de la mitología egipcia, no se le reconocía ni padre ni madre, por lo que rastrear su origen es más que dificultoso. Si, con toda certeza sabemos que fue el primer dios de los muertos que las tradiciones egipcias reconocieron.

Con posterioridad, los mitos egipcios comenzaron a relacionar a Anubis con Seth, del cual se decía que era su hijo. Sin embargo, otros relatos señalan que el dios de los muertos era hijo de Osiris y de Netfis.

Con el advenimiento de Osiris, Anubis fue relegado a un segundo plano. El principal lugar en el panteón de los muertos fue ocupado por Osiris.

Anubis en el Mito de Osiris

Cuando el Mito de Osiris se convirtió en el relato más importante de la mitología egipcia, la figura de Anubis cumplió un papel destacado, pero, no ya, principal. Según este mito, fue enviado por Ra, para colaborar con Isis y con Netfis, que habían recuperado el cadáver de Osiris – asesinado por Seth -, ayudando en la labor de momificación del cuerpo. Así fue que se ganó el epíteto de “Señor de los vendajes”.

Según los jeroglíficos interpretados en las pirámides, Anubis era el cuarto hijo de Ra. Pero los parentescos que se le asignan a este dios, se van modificando conforme las distintas dinastías van ocupando el poder en Egipto.

La representación de Anubis

Las primeras representaciones de Anubis son las de un cánido negro recostado sobre su vientre. También era común ver su imagen como la de un chacal. Esto se debía a que perros y chacales eran los animales que merodeaban los cementerios y lugares de descanso de los muertos.

Con el tiempo, comenzó a ser representado con forma humana y con cabeza de chacal o de perro, siempre de color negro. A pesar que los chacales poseían un pelaje rojizo, Anubis era representado de color negro ya que éste simbolizaba la resurrección y la fertilidad.

Su representación era habitual en los cementerios. “El Señor de las Necrópolis” era el responsable de conducir a los muertos a la otra vida, conocida como la Duat en la mitología egipcia.

La presencia de Anubis en la mitología egipcia

Anubis Quién es, origen, historia, representación, dios Mitología egipcia

El tránsito de Anubis por la mitología egipcia ha conocido distintas etapas y distintos niveles de importancia. Esto como consecuencia de la aparición de nuevas deidades en los relatos del Antiguo Egipto.

Era reconocido como el dios de la Duat, ya que su relación con la muerte trascendía a ésta y cobraba magnitud en su vinculación con la resurrección. Este dios tenía la misión de llevar a los muertos a su nueva vida.

Con la aparición del Mito de Osiris, fue desplazado de rol principal y comenzó a ocupar un lugar secundario en los mitos de los sacerdotes egipcios. El nuevo rol de Anubis era el de embalsamar a los faraones, conducirlos hasta la necrópolis y custodiar a éstas a través de los conocidos como “sacerdotes de Anubis”, siempre realizando las ceremonias mortuorias con máscaras con la figura del dios.

Con la aparición de Osiris y su ascenso al poder en el mundo de los muertos, Anubis junto a Horus cumplían la misión de custodiar la balanza en la que se pesaban los corazones de los muertos, antes que se produjera el “juicio de Osiris”.

Los relatos de la mitología egipcia discrepan acerca de los orígenes de Anubis y sus progenitores. Los sacerdotes, que se consideraban descendientes de Anubis, lo colocan como hijo de la vaca primordial Hesat. También existen relatos que señalan que Ra y Neftis fueron sus progenitores.

La aparición de Osiris en la escena mitológica egipcia dice que Anubis era hijo Osiris y de Netfis, como forma de colocar su imagen principal subordinada a la aparición de Osiris.

También es considerado el hijo ilegítimo de Seth, engendrado por Neftis. Seth decide asesinarlo al enterarse de su nacimiento, pero Neftis entregará el niño a Isis, la hermana y esposa de Osiris, quien lo protege y cría.

A lo largo de toda la mitología egipcia, podremos ver los distintos roles que van asumiendo cada uno de los dioses, así como en el caso de Anubis. Estos roles van mutando conforme a las distintas dinastías que ocuparon el poder en el Antiguo Egito.

Quizás te interese

Comparte este artículo

No comment Add yours.


Add your comment

Your email address will not be published.

Acepto Política de Privacidad