Las valquirias

En las mitologías nórdica, germana y escandinava, se destacan unos personajes femeninos que, si bien ocupan un rol secundario, han influenciado de manera decisiva a las diferentes ramas del arte del mundo moderno. Estamos hablando de las valquirias. Sacerdotisas de Odín, guerreras inmortales, bellas amazonas montadas a caballo, como quiera que se las haya descripto, las valquirias ocupan un lugar importante en el universo mitológico del norte europeo.

Las valquirias

¿Quiénes son las valquirias?

Los diversos relatos de la mitología nórdica no hacen referencia al origen de las valquirias, a partir de allí se han tejido diversas conjeturas tratando de explicar la existencia de estos personajes. Se creía que ellas eran hijas de humanos pero que integraban el cortejo de sacerdotisas de Odín, principal dios nórdico. Algunos relatos las ubican como hijas de este dios.

Las valquirias tomaban parte de los sacrificios de prisioneros de guerra y eran quienes oficiaban las ceremonias de estos ritos. Fue, recién en los siglos XII y XIII que comenzaron a ser consideradas poderosas guerreras que tomaban parte de los conflictos humanos.

Habitaban el Walhalla que era el paraíso de los héroes muertos en batalla. Se las describía como mujeres de una gran belleza y de un porte llamativo. Eran altas, con una musculatura muy marcada. Grandes ojos azules y una cabellera rubia que siempre usaban trenzada.

Mientras estaban en el Walhalla, las valquirias atendían a los guerreros muertos en combate. En ese lugar las heridas sanaban milagrosamente y luego todos los guerreros participaban de grandes festines, que eran encabezados por Odín, mientras las doncellas servían hidromiel y cerveza.

Las valquirias en el campo de batalla

Cada vez que se desarrollaba un combate en la tierra, las valquirias bajaban desde el paraíso nórdico. Lo hacían montando hermosos caballos alados y ellas iban ataviadas con cascos de guerra, ornamentados con cuernos. Lucían armadura y portaban lanzas, arco y flecha y una poderosa espada.

Los diversos relatos señalan que las valquirias podían presentir cuando un guerrero valeroso iba a morir en batalla. Cuando el combate terminaba, las amazonas elegían a todos aquellos que habían caído con honor y valentía y los conducían hasta el Walhalla, donde se dedicaban a curar las heridas de estos hombres.

Las valquirias tenían el permiso de pasar una temporada en la tierra, si así lo deseaban, pero no lo hacían en forma de guerreras sino de unos hermosos cisnes.

Richard Wagner y las valquirias

Tal vez una de las influencias más notorias de estos personajes de la mitología nórdica, en el arte moderno, haya sido la obra del célebre músico alemán, Richard Wagner, “El Anillo del Nibelungo”. Esta es una obra compuesta por 4 óperas de carácter épico: “El Oro del Rin”, “La Valquiria”, “Sigfrido” y, por último, “El Ocaso de los Dioses”.

“La Valquiria” es la segunda opera de la saga y cuenta con 3 actos. En ella, Wagner pone de manifiesto a través de la música, la relación entre Sigmund y Siglinda, ambos hijos de Wotan (Odín).

En el primer acto de la obra, el autor cuenta como se conocen Sigmund y Siglinda, sus peripecias y cómo se enamorarán. A pesar de ser, ambos, hijos de Wotan y hermanos entre sí. Es en el segundo acto donde hace su aparición Brunilda, una de las 9 valquirias, hijas de Wotan. Cuyo rol será el de proteger a Sigmund y evitar su relación con Siglinda.

Cuando Sigmund es atacado por Hunding, Brunilda lo protege como una gran guerrera y permite que Sigmund gane el combate, a la vez que facilita la huida de Siglinda, quien ya está embarazada de su hermano.

En el tercer acto de esta obra, se conoce que Siglinda dará a luz un hijo al que llamarán Sigfrido y que se convertirá en el personaje central del resto de la obra de Wagner.

Lo cierto es que la calidad musical de “La Valquiria” le ha permitido tener luz propia, pese a ser una parte de una obra épica monumental, ejecutándose en forma individual e independiente del resto de “El anillo del Nibelungo”

Las valquirias, como personajes mitológicos, han dejado una estampa que ha influido sobre otras ramas del arte. Muchos artistas plásticos han reflejado de diferentes formas a las valquirias, en pinturas y esculturas que, hoy ocupan un lugar destacado dentro de las principales galerías y museos de todo el mundo.

Quizás te interese

Comparte este artículo

No comment Add yours.


Add your comment

Your email address will not be published.

Acepto Política de Privacidad