Hermafrodito

Todos hemos escuchado, alguna vez, el término hermafroditismo. Este vocablo se aplica a determinadas características de organismos, tanto en botánica como en zoología. El hermafroditismo toma para sí el nombre de Hermafrodito, un personaje de la mitología griega con una historia muy trágica. La leyenda de Hermafrodito y sus consecuencias ha impactado de tal manera que muchas ciencias han adoptado, a partir del nombre del personaje, el vocablo.

Hermafrodito

La trágica historia de Hermafrodito

Hermafrodito era hijo de Afrodita, diosa griega de la belleza, el amor, el deseo y la reproducción; y de Hermes, dios del Olimpo que oficiaba de mensajero y correo de los dioses. El nombre que le dieron a su hijo, estos dioses, fue el resultado de la unión del nombre de ambos dioses.

Luego del nacimiento de Hermafrodito, su madre sintió una gran culpa por el adulterio cometido con Hermes, por lo que decidió desprenderse de su hijo y lo dejó al cuidado de las ninfas en el Monte Frigia, donde se crió hasta los 16 años.

Ya en su juventud, el hijo de Hermes y Afrodita decidió salir del Monte Frigia y del cuidado de las ninfas y recorrer el mundo conocido. Hermafrodito era un joven que había sido bendecido con una gran belleza, que atraía las miradas de todas las ninfas y mujeres que se cruzaban en su camino. Así es que emprendió su viaje, por las distintas tierras griegas.

En su camino hacia Halicarnaso, el joven se sintió agobiado por el calor del día por lo que decidió acercarse a un lago cercano, se quitó sus ropas y, desnudo, comenzó a nadar para refrescarse. Fue en ese momento que Salmácide, espíritu del lago, noto la presencia de Hermafrodito y al verlo nadar desnudo quedó enamorada de la gran belleza del joven.

Salmácide se sintió tan atraída hacia el joven que se acercó lentamente mientras se desnudaba para tratar de captar su atención. Cuando estuvieron frente a frente, el espíritu del lago le declaró su amor a Hermafrodito, pero éste no sólo mostró un profundo desinterés, sino que rechazo a Salmácide.

La bella dama del lago no cejó en sus intentos de relacionarse con Hermafrodito, pero él seguía rechazándola, hasta que en un momento que el joven se encontraba cerca del lago, Salmácide se aferró a él y lo llevó hasta el fondo del agua mientras éste luchaba por soltarse. Fue en ese momento que Salmácide elevó una plegaria a los dioses pidiendo nunca separarse del cuerpo de Hermafrodito. Los dioses decidieron cumplir con el deseo del espíritu del lago y fusionaron los cuerpos de ambos, en un solo cuerpo que poseía los 2 sexos.

Hermafrodito, acongojado por la suerte que había corrido su cuerpo, suplicó a los dioses que cualquier joven que se bañara en las aguas de ese lago, corrieran la misma suerte que él. Los dioses para ser justos con ambos protagonistas de esta tragedia, le concedieron el deseo y hechizaron las aguas para que todo joven que se metiera en el lago perdiera su virilidad y quedara atrapado en un cuerpo con ambos sexos.

Hermafrodito en la actualidad

La ciencia ha elegido la tragedia sufrida por Hermafrodito para catalogar, en distintas disciplinas, a todos aquellos organismos que poseen, simultáneamente, órganos reproductivos de ambos sexos: macho y hembra. Denominó a este fenómeno de la naturaleza como hermafroditismo.

Los organismos de tipo hermafrodita están ampliamente representados en especies vegetales, donde sus flores presentan características masculinas y femeninas, aunque es poco común que se produzca la auto reproducción, ya que, en la mayoría de los casos, uno los sexos maduran en tiempos diferentes. Por ello se produce la reproducción cruzada.

En los animales, el fenómeno biológico que se genera a partir de la leyenda de Hermafrodito es menos común. Aparece en especies donde la dificultad de encontrar pareja, debido a su hábitat, baja población o aislamiento. Las especies más conocidas por su hermafroditismo son la estrella de mar, las lombrices y os caracoles.

En los humanos, el hermafroditismo verdadero es aquel donde aparecen gónadas de ambos sexos, donde pueden detectarse folículos ováricos y túbulos seminíferos. Aunque en estos casos es muy difícil hallar la capacidad de producir espermatozoides y óvulos al mismo tiempo.

Como podemos ver, a partir de la leyenda de Hermafrodito, la mitología griega actúa de manera muy influyente en las actividades humanas del presente. Su impronta juega un rol destacado en un sinnúmero de actividades humanas, tanto de las ciencias, como del arte y la lengua.

Foto: Dennis Jarvis (licencia)

Quizás te interese

Comparte este artículo

No comment Add yours.


Add your comment

Your email address will not be published.

Acepto Política de Privacidad