El unicornio

El unicornio integra la extensa constelación de animales fantásticos que habitan nuestros mitos y nuestras leyendas. Todos nosotros, en algún momento de nuestras vidas hemos tenido contacto con este ser mitológico, que es representado por un hermoso caballo de blanco pelaje y un enorme y único cuerno en su frente.

El unicornio | Origen y características

Los orígenes del mito del unicornio

No está claro, hasta hoy, dónde nace el mito y las leyendas que tienen como protagonista a este animal fantástico. Muchas pinturas rupestres, que han sido datadas en el Paleolítico, dan cuenta de la existencia de animales con un solo cuerno. Tal vez hayan sido rinocerontes o algún animal de similares características.

Los griegos y romanos, en sus expediciones y conquistas, allá por el siglo V a.c. cuentan de la existencia de un “caballo de río” con un solo cuerno – recordemos que el hipopótamo fue llamado así – en los valles del Indo, lugar donde se supone tiene origen la aparición del unicornio. Un estudio sobre los grabados hallados en el valle del Indo, han permitido identificar representaciones de animales, donde se incluyen algunos que poseen un solo cuerno. Esto primeros habitantes del Valle del Indo, carecían de una religión, por lo que los grabados de estos animales pueden responder a experiencias reales.

Los pueblos nórdicos comercializaban los cuernos del Narval – un cetáceo de un solo cuerno – como si proviniera del unicornio y que poseía propiedades curativas. Es decir que los antiguos vikingos, se aprovechaban de una leyenda que ya estaba en boca de todos los pueblos.

Descubrimientos más recientes, dan cuenta, de la existencia en una zona de la Toscana – Italia – de un corzo, mamífero de la familia de los ciervos, que posee un solo cuerno y que su presencia en la zona data de varios miles de años atrás.

Si bien todas estas teorías, son la confirmación que no hay un criterio unificado sobre el origen del mito del unicornio, dan pistas de lo extendida que estaba la creencia que existía un caballo de gran belleza y con un solo cuerno en su frente.

El unicornio en la Edad Media

La aparición del cristianismo, como religión monoteísta, va a tener un fuerte impacto sobre todo en el proceso de desintegración del Imperio Romano. Pero, no obstante, la extensión de esta religión por todo el territorio de la actual Europa y el Cercano Oriente, el mito sobre la existencia del unicornio va a seguir creciendo y extendiéndose.

El unicornio | Belleza y pureza

La caída y posterior desmembramiento del viejo imperio romano, va a dar origen al nacimiento de los feudos, de grandes batallas entre ellos por la apropiación de la tierra. Es, en estas batallas, donde cobra fuerza la idea que, aquellos caballeros que beban de una copa, fabricada con el cuerno de un unicornio, un brebaje hecho, también con polvo de cuerno de unicornio; ganarían para sí la longevidad y la eterna protección contra venenos y enfermedades.

Belleza y pureza

Las representaciones más extendidas del unicornio, hacen referencia a un bello caballo blanco, estilizado, con rasgos bien marcados. En todas las culturas donde el unicornio tuvo un lugar preponderante, estos rasgos hacen referencia a la pureza, a la virginidad y a la castidad.

Los unicornios, con todo su esplendor y belleza, tenían el don de curar y de proteger. Eran puros, llenos de alegría y de una agilidad y velocidad sin igual. El unicornio era amado y venerado, de la misma forma que era codiciado por aquellos que querían obtener la longevidad. Esto terminó alejando a este fantástico animal, de los humanos. Se volvió receloso y hostil, a la par que crecía su veneración hacia él y las ansias de cazar un unicornio.

Cuentan que el unicornio tenía un solo punto débil y sus perseguidores lo conocían y explotaban esta amorosa debilidad. El unicornio se volvía un animal dócil y entregado, si estaba frente a la presencia de una joven doncella virgen. Esta debilidad del unicornio era compartida con el dragón, otro animal fantástico de fuerte presencia, también, en la Edad Media.

Es así que el unicornio, como el resto de los animales fantásticos que pueblan el fascinante mundo de los mitos y las leyendas, son la expresión de un conjunto de virtudes y valores morales que necesitaban ser reforzados desde lo extraordinario.

La leyenda del unicornio perdura hasta nuestros días y ha llegado montada en un hermoso corcel blanco, bello, esbelto y puro.

Quizás te interese

Comparte este artículo

No comment Add yours.


Add your comment

Your email address will not be published.

Acepto Política de Privacidad