Ptah

Las primeras tradiciones mitológicas del Imperio Antiguio egipcio, tiene en Ptah a su dios principal y creador. Fue el patrón de la ciudad de Menfis, antigua capital de Egipto y se lo considera el creador de todas las edificaciones, inventor de la albañilería y patrón de los arquitectos y artesanos. El rol de Ptah fue esencial hasta la aparición de nuevos dioses en el panteón egipcio, como Ra y Amón. Las dinastías que gobernaron y que fueron restándole importancia a la ciudad de Menfis, hicieron que Path fuera cediendo su lugar principal como dios creador.

Ptah

¿Quién fue Ptah?

La mitología egipcia nos indica que Ptah nació del caos primordial y usando su corazón creó todo el universo. La lengua de Ptah era la que proporcionaba la vida, por eso se lo conoció, también, como “el dador de vida”. Para los antiguos egipcios, el concepto de orden cósmico – conocido como Maat – fue esencial y dicho orden es adjudicado a Ptah, quien además creo al resto de los dioses, les asignó sus funciones y creo las ciudades y templos donde cada uno de ellos iba a ser adorado.

Para los egipcios existía un principio inmaterial que se conocía como el ba de Ptah y tenía la capacidad de resucitar o reanimar los cadáveres, haciéndolos retornar nuevamente a la luz, sin importar la forma que adquiriera en este nuevo tránsito por la vida.

La mitología egipcia le adjudicaba a Ptah el haber enseñado a orfebres, herreros y demás artesanos, su oficio. La albañilería y los conocimientos sobre arquitectura e ingeniería serían responsabilidad de este dios creador. A tal punto, que los arquitectos eran considerados sacerdotes de Ptah.

Una antigua ceremonia, conocida como apertura de la boca y que consistía en tocar con una serie de instrumentos la boca de las figuras en estatuas y ataúdes para que los muertos volvieran a comer, es adjudicada al “dador de vida”

Representación de Ptah

Este dios era representando con un aspecto de momia ya que estaba envuelto en un sudario, su barba era cuadrada a diferencia de otras representaciones de deidades egipcias, donde la barba poseía una forma redondeada. Ptah portaba un casquete en su cabeza y su cuello estaba adornado por un collar que simbolizaba la fertilidad y la estabilidad del universo.

En sus manos se podía observar que sostenía un cetro, aunque algunas representaciones lo muestras con un cayado.

El pedestal sobre el cual se encuentra parado Ptah es la simbolización de Maat, sobre la cual gobierna y además lo equipara con el resto de los dioses.

Con el advenimiento del Reino Nuevo o Imperio Nuevo, Ptah fue incluido en el ciclo de los astros. Se lo conoció como Ptah-Tatenen y se lo representaba con el disco solar sobre su cabeza e “iluminando el mundo con sus dos ojos”.

Ya, en épocas posteriores, con la aparición del Mito de Osiris, Ptah fue asimilado a este dios, y pasó a ocupar la posición de un dios funerario.

Otros roles adjudicados a Ptah

Su presencia en el panteón egipcio tuvo como resultado que las diferentes dinastías que reinaron, fueran adjudicándole diversos roles, inclusive mientras elevaban nuevos dioses con el objetivo de restar supremacía a antiguas ciudades.

Además de todas las virtudes que hemos señalado, como dios creador, se le adjudicaron numerosas capacidades curativas. Ptah era el dios titular del mes de Paopi. Durante el reinado de la XIX Dinastía, este dios era el protector de la familia reinante y por ello, se lo consideraba el director de la fiesta de Sed.

Integró junto a Amón y Ra la tríada principal de dioses egipcios. Las tradiciones indican que estaba casado con Sejmet y de esta relación se le adjudica la paternidad de Nefertum, también conocido como Imhotep.

La imposición, en la mitología egipcia, de las tradiciones solares, pondrán en cuestión su importancia como dios creador y surgido del caos primordial. Esto llevará que este dios pase a ocupar otros lugares, si bien destacado, no de la relevancia que le asignaban en Mefis, durante el Imperio Antiguo. Sin embargo, tanto para las tradiciones como para la población de Egipto, Ptah nunca dejó de ocupar uno de los principales lugares y formó parte de la tríada de dioses sin que ese lugar fuera cuestionado por las creencias posteriores.

Quizás te interese

Comparte este artículo

No comment Add yours.


Add your comment

Your email address will not be published.

Acepto Política de Privacidad