Dragones

¿Puedes sentirlo? ¿El qué? El fuego de lo dragones

A la hora de pensar en los dragones, muchos se imaginan seres alados con un cuerpo fuerte y repleto de escamas que utilizan el fuego que albergan en su interior para causar el terror y devorar todo lo que este a su alcance.

Bien, visto así, pueden parecer seres terribles, de hecho lo son, pero en realidad, esta solo es una visión de los mismos.

photo credit: 681 via photopin (license)
photo credit: 681 via photopin (license)

Características generales

Aunque, como veremos más adelante, existen muchos tipos de dragones, podemos establecer unos rasgos comunes que sirvan para saber de manera inequívoca si estamos ante un dragon o ante otro tipo de criatura. Así pues el aspecto más diferenciador es sin duda su cuerpo, este por lo general se representa repleto de escamas con un aspecto que sin lugar a dudas recuerda a un reptil.

Por lo general cuentan con alas (en oriente suele carecer de ellas) y por supuesto expelen fuego y humo por su boca. Además, puede tener ciertas características de otros animales como cuernos o garras.

Los dragones en occidente

A la hora de hablar de dragones, debemos separar claramente oriente de occidente, pues aunque tienen algunas similitudes, la verdad es que son bastante diferentes.

Dragones en Europa

Cuando hablamos de Europa y de dragones, la verdad es que las imágenes que nos vienen a la cabeza suelen estar relacionadas con caballeros, princesas y castillos y es que durante la Edad Media empezaron a surgir leyendas en las que un dragon tenía secuestrada a una princesa que esperaba con anhelo a que llegará su héroe.

Precisamente, fue en la Edad Media cuando surgió la leyenda de San Jorge y el dragón el cual simbolizaba al diablo.

Cabe decir, que no es solo eran concebidos como seres malvados, no, si nos centramos en la cultura celta podemos comprobar que eran seres divinos al servicio de los magos y si repasamos la mitología griega veremos que eran dioses adorados y temidos al mismo tiempo.

Dragones en América

En el caso de América, los dragones eran concebidos como serpientes de grandes dimensiones que para muchos pueblos indígenas tenían el don de la divinidad. Así pues podemos encontrar dragones descendían del mismísimo dios Chiminigagua u otros que lucharon por el futuro de un pueblo como fue el caso del pueblo Mapuche.

Los dragones en oriente

photo credit: Beijing Dragon via photopin (license)
photo credit: Beijing Dragon via photopin (license)

Es hora de centrase en oriente, concretamente en dos regiones, China y Japón, dos países donde los dragones tuvieron gran importancia en el pasado y que aún hoy se encuentran presentes en algunos estamentos de la sociedad. Cabe decir que en oriente el dragón, no es un ser despiadado, más bien todo lo contrario, y es que, además de simbolizar la buena fortuna, es representada como una criatura benévola.

Dragones chinos

Con forma de serpiente y con partes de otros animales, como nariz de perro u ojos de langosta, el dragón tiene una gran importancia en la cultura china y es que, además de representar el yang también es visto como gobernante del tiempo y del agua.

Por otro lado, y a modo de curiosidad cabe indicar que el dragón chino es uno de los animales del zodiaco chino, algo que hace que cuando llega el año del dragón se disparé las tasas de natalidad pues suelen ser los preferidos para tener hijos.

Dragones japoneses

En Japón, el dragón es una bestia legendaria con forma de serpiente. Este aparece en distintos relatos y leyendas como un monstruo terrible (Yamata no Orochi) o como un dios del mar (Ryūjin). El dragón en Japón fue y es utilizado como símbolo por parte de los emperadores.

Tipos de dragones

photo credit: 1503 via photopin (license)
photo credit: 1503 via photopin (license)

Aunque hay muchos tipos de dragones (se diferencian sobre todo por su color) hay cuatro que queremos destacar especialmente al ser seguramente los más conocidos:

  • Dragon negro: Fiero, agresivo y despiadado, es uno de los dragones más peligrosos que se pueden encontrar.
  • Dragon rojo: Su color es un indicativo claro del lugar donde suele habitar, rodeado de fuego y lava en lo más profundo de los volcanes. Aunque normalmente es pacífico, no te gustará verle despierto.
  • Dragon azul: Originario de zonas frías y heladas, su gruesa piel azul tenía un doble propósito, protegerle del frío y como defensa. Al igual que el dragón rojo solo atacaba si se le molestaba.
  • Dragon plateado: Afines al ser humano, son dragones benévolos que hará lo que puedan por ayudar a su jinete.

Además de los nombrados hay muchos otros tipos como el dragón blanco, verde, dorado o de bronce, los hay con varias cabezas e incluso hay algunos que habitan en el mar.

Nombres de dragones

Realmente son numerosos los dragones que han aparecido en cuentos, leyendas y mitos, muchos de ellos de procedencia divina, algunos benévolos, otros por contra despiadados y terribles, en cualquier caso todos ellos tenían un nombre y pese a que no podemos indicar todos, queremos destacar cuatro que pensamos tiene su fama bien merecida:

  • Shenlong: Dragón divino de la mitología china y japonesa, se puede considerar uno de los más famoso gracias a que aparecía en la serie de animación Dragon Ball.
  • Quetzalcóatl: Quizás uno de los dioses más importantes de la cultura mesoamericana.
  • Leviatán: Gran dragón marino creado por Dios. En realidad su figura se ha transformado a lo largo de los años y ha sido representado como una gigantesca ballena en algunos lugares.
  • Seiryū: Este dragón azul es famoso en la cultura japonesa al representar el agua y proteger la ciudad de Kyoto.

Leyendas de Dragones

No vamos a engañarte, no son pocas las leyendas que rodean a los ladrones, algunas de ellas ya las hemos mencionado como la de San Jorge y el dragón, otras perduran hasta la actualidad como el Triángulo del Dragón y otras muchas se han pedido con el tiempo. Cabe destacar la leyenda de TrenTren y Cai Cai Vilu que narra el enfrentamiento de dos grandes dragones ante la mirada del pueblo Mapuche.

Dragones reales

photo credit: Komodo Dragon, London Zoo via photopin (license)
photo credit: Komodo Dragon, London Zoo via photopin (license)

Bien, pero ¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿En realidad existen los dragones? La respuesta no es sencilla, pues es si y no, dragones tal y como imaginamos la verdad es que no existen, no realmente pero si hay animales en la naturaleza que tienen ciertas características de los mismo, como es su piel de escamas. Quizás el más parecido, y el que puedo dar origen al mito sea el dragón de Komodo, cuyo antepasados tenían grandes dimensiones llegando a medir cerca de 7 metros mientras que su peso se estimaba en 2000 kilos.

Y ahora ¿Puedes sentir el fuego de los dragones? ¿Si? Pues no te olvides de compartir esta entrada en las redes sociales.

 

Quizás te interese

Comparte este artículo

No comment Add yours.


Add your comment

Your email address will not be published.

Acepto Política de Privacidad