Diosa Atenea

La diosa Atenea es una de las 12 deidades que integran el Olimpo, en la rica mitología griega. Para muchos es la representación de las más altas virtudes que cada uno de los dioses mitológicos pretende exaltar. La diosa Atenea representa a la guerra, la sabiduría, las artes, la civilización y la justicia. A lo largo de su existencia se mantuvo siempre virgen y sin amoríos ni amantes. La mitología romana que siempre trazó un paralelo con la griega, la diosa Atenea es conocida como Minerva. Atenea ha inspirado, a través de su figura, la exaltación de la mujer independiente y dotada de grandes virtudes por eso, algunos movimientos de reivindicación de género han tomado su figura como representativa.

Diosa Atenea

La imagen de la diosa Atenea

La figura de Atenea ha sido representada de varias maneras, según los relatos que tomen como referencia, sin embargo, la más habitual es la de una mujer alta, delgada, provista de un casco y de una lanza que simbolizan la guerra.

En numerosas imágenes de la diosa Atenea puede vérsela acompañada con un búho, simbolizando la sabiduría. Sobre sus hombros, una piel de cordero la cubre – regalo de su padre, el dios Zeus – que actúa como elemento de protección.

Como diosa guerrera, Atenea juega un papel destacado en la Guerra de Troya, tomando abiertamente partido por los griegos. Esto la llevó a enfrentarse con Ares que apoyó a los troyanos en el conflicto. Ares era el dios de la guerra intuitiva, sin planificar, hecho este que contrastaba con la diosa Atenea que representaba la el arte y la estrategia de la guerra. Por eso el triunfo de los griegos sobre los troyanos, fue también, un triunfo de Atenea sobre Ares.

El extraño nacimiento de la diosa Atenea

Sobre el origen de la existencia de Atenea se han tejido numerosas versiones, pero la más aceptada y difundida es la que hace referencia a que es una hija partenogenética y favorita de Zeus.

Según el relato, Zeus había mantenido relaciones con una oceánide – ninfa del océano – llamada Metis. Luego de esta relación, el dios temeroso que se cumpliera la profecía que hacía mención a que Metis engendraría hijos más poderosos que el propio Zeus, decidió comerse a la ninfa para evitar que esta procreara. En los antiguos relatos, los griegos dicen que Zeus fue aconsejado para que ocultara a Metis dentro de su vientre.

Pero Zeus desconocía que Metis ya estaba embarazada como resultado de su relación con Zeus, y poco tiempo después una niña brotaría de la frente del dios. Por eso se hace mención a que la diosa Atenea es hija partenogenética de Zeus.

La diosa Atenea, protectora de Atenas

Entre los numerosos relatos que refieren a los logros de Atenea, uno de los más importantes fue el triunfo de la diosa sobre Poseidón para dirimir quién se convertiría en el protector de la ciudad que luego llevaría el nombre de Atenas.

Diosa Atenea Historia, mitología griega, protectora de Atenas, quién fue

Para establecer quién sería el ganador de la contienda, se determinó que ambos dioses ofrecerían un regalo a los habitantes de la ciudad y aquel regalo que fuera aceptado por la mayoría sería el ganador.

Poseidón golpeó con su tridente un punto en el suelo de la ciudad, donde inmediatamente brotó una fuente de aguas puras y cristalinas. El pueblo saludó la iniciativa de Poseidón. Cuando fue el turno de la diosa Atenea, ésta le obsequió a la ciudad y a sus habitantes el primero árbol de olivo domesticado. Los ciudadanos, finalmente, eligieron el regalo ofrecido por Atenea y de esta manera la diosa se convirtió en la protectora de la ciudad y ésta pasó a llamarse Atenas en honor a la diosa.

Otro relato, señala que la contienda se resolvería por el voto de los ciudadanos. Todos los hombres votaron por Poseidón y todas las mujeres lo hicieron por la diosa Atenea. El resultado final fue que por un solo voto el triunfo le correspondió a la diosa. Muchos concluyen que ese fuel motivo por el que luego se privó del voto a las mujeres en la incipiente democracia griega.

Este acontecimiento de la mitología griega fue tan importante que puede leerse en la leyenda de Aracne. El enfrentamiento entre Poseidón y Atenea fue el tema elegido por la diosa para el tapiz con el que se enfrentó con la tejedora mortal por ver quién era la mejor.

Una diosa destacada

La mitología griega rescata por sobre todas las cosas, la decisión de la diosa Atenea de intervenir en los acontecimientos humanos. Fue ella quien aconsejó a Perseo de cómo matar a Medusa. También fue la responsable de guiar a Hércules para que pudiera dar muerte a la hidra de Lerna.

El papel de la diosa Atenea es, tal vez, el más destacado de todas las deidades, héroes y mortales que integran este universo de relatos.

Quizás te interese

Comparte este artículo

No comment Add yours.


Add your comment

Your email address will not be published.

Acepto Política de Privacidad