Los nibelungos

La mitología germánica tiene en los nibelungos a uno de sus principales protagonistas. Éstos eran seres mágicos que fueron inmortalizados a través de uno de los poemas épicos más conocidos de la historia, nos estamos refiriendo al Cantar de Los Nibelungos. Es en este cantar de gesta donde estos personajes míticos son descriptos, como así también el accionar de Sigfrido, un cazador de dragones que fue quien derrotó a estos seres. La importancia histórica que estos personajes juegan en la mitología germánica dieron lugar a que fueran inmortalizados por la célebre obra del compositor alemán Richard Wagner, quien compuso una serie de 4 óperas, conocidas como el Anillo del Nibelungo, basado en el poema anónimo.

Los nibelungos

¿Quiénes eran los nibelungos?

Los nibelungos fueron retratados como un pueblo mitológico en las leyendas de origen germánicas. Los nibelungos estaban gobernados por el príncipe Nibelung. Este pueblo era representado por seres enanos y oscuros que moraban en las profundidades de la tierra. Eran mineros y se dedicaban a extraer metales de las entrañas de la tierra para luego forjarlos. Cuenta la leyenda que poseían un enorme tesoro que guardaban celosamente en el fondo del río Rin. Para custodiar el tesoro, habían raptados a ninfas que estaban dedicadas a esa labor. Nibelung, rey de este pueblo, era poseedor de un anillo mágico que, según la leyenda, acarreaba grandes desgracias a quién lo poseyera.

Todo lo que se conoce acerca de los nibelungos, se encuentra reflejado en el poema épico El Cantar de los Nibelungos, de origen germánico y cuyo origen se remonta al siglo XII. Este texto se encuentra inspirado en los conflictos que se desataron en los distintos reinos germánicos durante los siglos V y VII. Ya, en los siglos XVII y XVIII, las leyendas de la mitología germánica, en especial la de los nibelungos, fueron prácticamente olvidadas. Recién a partir del surgimiento del Romanticismo, en pleno siglo XIX, es que el conjunto de leyendas que conforman esta mitología, fue recuperado. Parte de este resurgimiento se lo debemos al escritor alemán Wilhelm Grimm, quien en 1829 publicó, en forma de estudio, un tratado sobre las leyendas históricas germánicas.

El Cantar de los Nibelungos

“Nibelungenlied” o El Cantar de los Nibelungos, es un poema épico escrito en el siglo XIII, es decir en plena Edad Media. Se desconoce el autor de esta obra de origen alemán. El manuscrito original de la obra es conservado, en la actualidad en la Biblioteca Estatal de Baviera, forma parte del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO desde el año 2009, reconociendo de esta manera el enorme significado histórico del Cantar de los Nibelungos.

La obra podemos inscribirla entre las denominadas cantar de gesta y narra muchas de las leyendas que en la época se relataban sobre los pueblos germánicos. Combina hechos históricos, relatos populares y un conjunto de creencias mitológicas. El relato cuenta con una enorme profundidad en cuanto a su contenido, es una obra compleja y cuenta con una importante variedad de personajes. Por estas razones, el Cantar de los Nibelungos es considerada una epopeya nacional alemana. Como cantar de gesta es comparable al Cantar de Mío Cid en España y el Cantar de Roldán en Francia.

La obra cuenta las hazañas de Sigfrido, el personaje central que dedica su vida a cazar para la corte de los Burgundios. Sigfrido logra, sirviéndose de tretas, la mano de la princesa Krimilda. Pero a partir de un acto de indiscreción comienza a desarrollarse una tragedia, donde el traidor Hagen logra averiguar que Sigfrido posee una zona de su cuerpo vulnerable, algo que hasta ese momento se desconocía, ya que, por haber sido bañado en sangre de dragón, se lo suponía invencible, pero una pequeña porción de su espalda donde se había depositado una hoja de tilo, no fue alcanzada por la sangre de la bestia, siendo éste el punto débil de Sigfrido. Aprovechando este punto débil, Hagen mataría a traición a Sigfrido, en un arroyo.

El relato, en varios de sus pasajes da cuenta la vida de los nibelungos, y cómo Sigfrido logra derrotarlos, luego de matar a los hijos del rey.

Richard Wagner y los nibelungos

Inspirado en esta epopeya alemana, el conocido compositor alemán, fue el creador de una obra maestra de la ópera: el Anillo del Nibelungo, que cuenta con 4 óperas que narran historias entrelazadas. La obra de Wagner está considerada una joya de la música alemana.

Pero las historias de los nibelungos no sólo han inspirado a compositores de música. En 1924, el director de cine Fritz Lang, conocido por su majestuosa obra Metrópolis, llevó al cine su propia interpretación de la leyenda inspirada en el Cantar, la película se llamó Los Nibelungos y fue considerada una obra pionera por los recursos audiovisuales que Lang utilizó en aquellos primeros años del cine.

Quizás te interese

Comparte este artículo

No comment Add yours.


Add your comment

Your email address will not be published.

Acepto Política de Privacidad